Pimientos asados el acompañamiento perfecto

Ensalada de Quinoa
Ensalada de Quinoa
julio 29, 2016
Wok de verduras con un toque oriental
septiembre 7, 2016
Show all

Pimientos asados el acompañamiento perfecto

Me encanta la verdura asada y ahumada, en general todos los ingredientes cocinados de esta manera, pero mi amor por los pimientos asados, es otra cosa.

Los pimientos asados son el acompañamiento perfecto para muchos platos, me atrevo a decir incluso, que me gustan hasta como plato principal, si deseas cenar o almorzar ligero… ya sabemos lo que pasa después de las vacaciones!!! 🙂

Ya verás que uso los pimientos asados como acompañamiento en muchos de mis platos, pero aquí te voy a hablar de como los preparo yo, es una forma sencilla y rápida, sobre todo porque aunque lo parezca, no te consume nada de tiempo real.

Una vez cada 15 días más o menos hago esto. Una de las tardes me quedo a trabajar en casa, y después de almorzar, me preparo mi café Nespresso de rigor (soy adicta, lo tengo que decir), y me lo tomo mientas limpio los pimientos.

Uso pimientos rojos y amarillos principalmente porque son los más carnosos y en mi opinión los que quedan más sabrosos y delicados.

Los limpio bien y les quito el rabo y todas las semillas, les echo sal por dentro y por fuera y los coloco en una fuente de horno. Añadiendo un chorrito de aceite de oliva.

Para que no te pierdas, estos son los pasos:

  • Encender el horno y precalentar a 200º unos 10 minutos con ventilador arriba y abajo.
  • Introducir la fuente en el horno en la bandeja del medio y bajar la temperatura a 180º.
  • Pones 15 minutos en el temporizador y mientras haces otra cosa, yo me siento a trabajar tan tranquilamente.
  • Cuando suene el temporizador vas y les das la vuelta.
  • Pones el temporizador otros 10 minutos.
  • Deben quedar con la piel quemada, y estar blandengues.
  • Si es necesario puedes dejarlo 5 minutos más.
  • Sacas la fuente del horno y los dejas enfriar.
  • Una vez fríos los pelas bien y los guardas en un bote hermético de cristal o plástico con el jugo de la bandeja del horno.
  • Los guardas en la nevera que te durarán al menos 1 semana.

Otra opción es que quieres guardarlos en conserva. En ese caso, los guardas en un bote de cristal hermético. En un cazo pones agua fría y la llevas a ebullición e introduces tu bote, el agua debe llegarle un poco más arriba de la mitad. Debes dejarlo unos 20 minutos a fuego medio. Luego lo sacas y cuando esté frío, lo guardas en la despensa unos 3 meses.

Consejo importante, que si los preparas en conserva, les hagas una etiqueta con la fecha de envasado y la fecha de caducidad!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *